miércoles, 14 de julio de 2010

Haciendo un recuento

Haciendo un recuento se “supone” que desde que nació tu hij@ (e iniciamos esta plática): 1* Te diste tiempo para disfrutarl@ y reconocerl@ como el ser humano hermoso y maravilloso que es, y para que él se sintiera bien recibid@ y querid@. 2* Si tuviste oportunidad, platicaste con otros papás y muy probablemente se disiparon muchas de tus dudas y disminuyó tu incertidumbre. 3* Te informaste o documentaste y ya sabes a grandes rasgos, lo que es el Síndrome de Down. 4* Empezaste a convivir con tu hij@ con más conocimiento de lo que implica el S.D. y por ello con mucho menos temor y más CONFIANZA, que te da el saber ahora que, como el que nace diabético, celiaco o con cualquier otra peculiaridad, no hay porque privarlos de llevar y disfrutar una vida como todos los demás (siempre y cuando cuidemos los detalles necesarios).
Vamos hasta aquí?
No? Tómate tu tiempo para recomenzar donde necesites. Cada etapa y cada persona al ritmo que sea necesario.
Sí? Adelante! Apenas vamos en la introducción.
Ahora que llegamos hasta aquí y vimos lo mínimo que debíamos conocer (creo yo! Porque reitero, no soy experta).
Debo confesarles que si esperaban (o esperan) que profundice más en lo que es el Síndrome de Down (quizá física, psicológica o médicamente), no lo haré; porque personalmente me preocupa más el “Ser” que el “tener”(más mi hija, que lo que tenga), y más el “hacer” que el “saber”. Así que de ahora en adelante hablaremos más de la persona que, del Síndrome y nos avocaremos más a lo que podemos hacer.
Nuestros hijos son más, mucho más, que lo que podamos describir. Son Personas!! No son síndromes.
Para hablar más sobre el Síndrome hay muchos congresos en todo el mundo, con prominentes “expertos” en el tema. Verdaderos estudiosos que han dedicado gran parte de su tiempo al estudio de casos (y cosas) sobre el Síndrome de Down. Muchos de los cuales en verdad saben mucho del tema, y lo han puesto a disposición de los padres y la sociedad, generosamente ( trabajos realmente invaluables ).
Yo solo te puedo ofrecer lo que como padres hemos aprendido y practicado en la casa, con la familia, en la comunidad, en la escuela o en los viajes; y en todas aquellas situaciones que se nos van presentando día a día.
De los congresos (y documentos que han salido de éstos), te estaré informando, pero no solo para que te llenes de información, sino para que los pongamos en práctica y carguemos las pilas con las valiosísimas aportaciones que ahí se ven, y los maravillosos casos de chic@s que como los nuestros, están marcando los nuevos paradigmas.
Así que si deseas continuar, todavía tenemos muchos temas que agotar y mucho trabajo que realizar.
Ánimo! Que tu hij@, no merece menos.

4 comentarios:

ana pastor dijo...

Magnigica entrada PODEMOS

isabell dijo...

Gracias Ana! Claro que podemos!! Ellos son nuestra guía. Tenemos para eso y más, o no? Saludos

mili-violeta dijo...

Hola Isabel!!enhorabuena por tú blog. Me gustan todas tus entrada.
Un saludo.

isabellpazos dijo...

Hola Mili-violeta! Que gusto recibir tu visita al blog. Agradezco que te hayas tomado el tiempo de leer todas las entradas. Estamos comenzando este camino (motivados por Sara, como en muchos otros), y es recompensante saber que vamos bien. Espero podamos apoyar a muchos otros papás y niños que vienen detrás. Un abrazo!