jueves, 23 de septiembre de 2010

La Psicomotricidad





Si tu hij@ ya logró sostener su cuello, tomar objetos con una o con las dos manos, sentarse, gatear, y ha alcanzado el tan esperado objetivo de caminar, no creas que ya podemos cantar victoria y sentarnos a descansar, nooooo! Continúa nuestro trabajo porque no basta con que caminen, tienen que hacerlo bien! Y la mayoría de las veces no pasa así (sobre todo si no llevaron una terapia adecuada) y hay que reforzarles el caminado correcto, la postura, la pisada, el equilibrio; ahora hay que enseñarles a sostenerse en un pie, subir escalones (alternando los pies), a brincar la cuerda (con pies juntos y alternándolos), la barra de equilibrio, a correr, a trepar, etc. Esto en cuanto a la coordinación motora gruesa. Y si hablamos de la coordinación fina (que va a depender en gran medida del éxito en la gruesa), el pasarse los objetos de una mano a la otra, el aventar, cachar, ensartar, la prensión con cada dedo (disociado de los demás), tener fuerza y habilidad manual, etc. Vemos que aún nos falta camino que recorrer y un camino muy importante, porque de él van a depender muchas otras habilidades que en el futuro necesitarán nuestros hijos, como la de escribir, andar en bici, patinar, tocar el piano, (tejer, por qué no?) o practicar ¡cualquier deporte!
Y para todo esto, son excelentes las clases de psicomotricidad, (sobre todo si son bien llevadas por un especialista formad@ en ello). Y con esto me refiero a que no se trata simplemente de una clase de habilidades motoras (va mucho más allá).
“La Psicomotricidad es una ciencia que contempla al ser humano desde una perspectiva integral, considerando aspectos emocionales, motrices y cognitivos. Es decir, busca el desarrollo global del individuo tomando como punto de partida el cuerpo y el movimiento para llegar a la maduración de las funciones neurológicas y a la adquisición de procesos cognitivos”.
Cóoomo ven?! No es una simple clase para aprender a saltar obstáculos físicos, verdad? ¡no! Todo esto nos va a llevar a logros en la parte intelectual también (todo va encadenado).
Así es amig@s, con la psicomotricidad vamos a lograr ejercitar la coordinación muscular gruesa y fina, la ubicación de los movimientos tanto en el espacio que los rodea, como en el espacio gráfico y aumentar la interacción de nuestros hijos con el entorno, logrando así, su autonomía.
Así que si tu hij@ llevó algún tipo de terapia, estimulación temprana o simplemente ahorita ya camina; no dejes de llevarlo a Psicomotricidad si tienes la oportunidad, porque los beneficios (los que acabamos de ver), van a ser para toda la vida.
Después de la psicomotricidad, lo que sigue es ponerlos a practicar algún deporte (que ellos elijan), pues ya estarán mejor preparados para coordinar sus movimientos, y el deporte los ayudará a mantener un buen tono muscular, a no subir de peso, a estar activos, a continuar mejorando su lateralidad, su ubicación espacial, su atención y concentración (y hasta para seguir reglas y fomentar el compañerismo). Hay algunos deportes en especial, que benefician más a nuestros hijos, como la natación que aunque relaja el tono muscular, es muy completa y maneja el patrón cruzado. También, la gimnasia bien encausada para las necesidades de nuestros hijos, es magnífica. El Tae Kwan Do tiene muchos ejercicios de coordinación de manos y pies, de lateralidad, de ubicación espacial, y además exige mucha concentración; en lo personal, a Sara le ha beneficiado muchísimo practicarlo, ella no participa en los combates, porque así lo ha decidido, pero todas las formas que se tiene que aprender (que son muchísimas) para pasar los exámenes de cinta, se las ha aprendido con todos sus pasos; todo gracias a la atención y la disciplina que ha desarrollado en sus clases (y también, si he de ser justa, a la excelente maestra que ha tenido).
El baile por supuesto, es otra excelente práctica, además ¡les encanta! Cualquier tipo de baile: ballet, jazz, hip hop, flamenco, etc. Y toda una serie de deportes que les traerán muchos beneficios; porque lo ideal sería que una vez dejada la terapia física o la psicomotricidad, tu hij@ siempre pueda estar en algún deporte para mantener su tono muscular óptimo.
Mi intención era hablarles aquí también de la “equinoterapia”, pero ya me extendí un poco y mejor la vemos en la siguiente entrada.
Vamos bien hasta aquí?

"Nunca consientas arrastrarte,cuando sientes el impulso de volar”.

11 comentarios:

NOELIA dijo...

Gracias Isabell. A qué edad recomiendas tú empezar con el deporte? Manuel ha pasado al cumplir dos años a psicomotricidad y logopedia con muy buenos profesionales, así que en ese aspecto estoy tranquila, pero como dices queda un camino largo, largo, largo. Besos y gracias por la información.

isabellpazos dijo...

Noelia:
Yo creo que la persona que trabaje con él en psicomotricidad te podrá decir más adelante, a qué edad estará listo Manuel para practicar un deporte. Por lo pronto que disfrute mucho las clases de psicomotricidad que son divertidísimas y completísimas.
El terapeuta de Sara siempre nos recomendó que iniciara un deporte cuando ELLA estuviera lista y motivada por practicarlo; porque por lo general somos los papás los interesados y los iniciamos demasiado pequeños en una disciplina que luego cuando ya puedan practicarla mejor, ya están hartos, cansados y no quieren.
Y efectivamente eso nos pasó, la metimos a natación muy pequeña porque le gustaba mucho el agua, pero la rutina y disciplina acabaron cansandola y haciendola no querer ir a la alberca.
Afortunadamente la sacamos a tiempo(solo la metíamos a jugar y a disfrutar) y esperamos. Ahora va con más gusto y volvió su adoración por la alberca(y nada muy bien). No había prisa!
En el Tae Kwan Do se inició porque iba su mejor amiga del cole y la invitó a conocer y se quedó! Eso fué cuando tenía 5 años, y aún sigue yendo con mucho gusto.
A veces hay que probar varios deportes hasta que encuentran el que les satisface más. Lo importante es fomentarles ese gusto por la acitividad física para que no se hagan sedentarios.
Espero haberte respondido.
Un abrazo!

ana pastor dijo...

Como sabes desde los tres años llevabamos a Ander a gimnasia acrobática, este año los dos niños me han pedido ir a ballet clásico, ella porque le vuelven loca los tutus y él la música.
No sé si les va a gustar pero he decidido probar, ambos niños van ilusionados comenzamos el martes, ya te contaré.
EN gimnasia acrobatica Ander era feliz, es más quería seguir pero o va a ballet o va gimnasia acrobática porque ya no nos quedan horas.

Isabel dijo...

Muchísimas gracias por tu documento, es un gran alivio encontrar esa luz que nos ilumina un poco este duro camino.
Nora aún no ha cumplido los 2 años y estamos en el principio de la difícil tarea de caminar, pero tomo nota de tus consejos para su futuro ya no tan lejano.
Muchos ánimos y un fuerte abrazo!!

isabellpazos dijo...

Ana: Qué bueno lo del gusto por la gimnasia acrobática. En una ocasión trajimos a una persona que era especialista en "biomecánica funcional" (a darnos un curso), y hablaba maravillas de lo que puede lograr la gimnasia en nuestros hijos.
A Sara también le encanta, y el baile, no se diga! pero nos pasa lo mismo, no podría con tantas clases; así que decidimos que termine en el Tae Kwan Do (el Sábado le dieron su cinta roja!), para cerrar ciclos. Y cuando le den su cinta negra, le tenemos prometido ponerla en clases de baile.
Me encanta también la idea del ballet clásico.
Un abrazo Ana! Y un beso a ese par de guapos.

isabellpazos dijo...

Isabel:
Ya verás que al rato vas a traer a Nora por todos lados (y entonces va a empezar lo difícil).
Por lo pronto, no la apresuren y solo ayudenla lo indispensable, para que ella lo logre sola y a su tiempo.
Mientras, hay mucho material en internet sobre psicomotricidad y puedes ir anotando actividades y juegos sencillos que le vas a poder poner más tarde; así como juntando material reciclable o ciertos juguetes que te van a servir para trabajar tanto lo motor grueso, como lo fino y por supuesto, lo cognitivo.
Un abrazo! y ánimo!!!

NARDA dijo...

ITZEL TIENE TRES AÑOS Y EL DIF YA NO ME DA SERVICIO DE PSICOMOTRICIDAD, LA LLEO A NATACIÓN, PERO AGACHA MUCHO SU CABEZA, ME PODRIAS ORIENTAR?

isabellpazos dijo...

Narda:
Si no encuentras a nadie que de Psicomotricidad, aunque sea particular; busca en en Internet debe haber muchos ejercicios d Psicomotricidad según la edad y el desarrollo de tu hij@, que tú le puedes poner en casa, adecuando un lugar; y hasta podrías juntarte con otras mamás para hacerlo (es mucho más enriquecedor en grupo). Puedes poner un horario y una rutina diaria, para que tu hij@ vaya completando esta parte del desarrollo tan importante.
Saludos y un abrazote! :)

lorena somma dijo...

holaa isabelll!! somos amigas en el face y recien hoy encuentro esto tan maravilloso!! te super felicitoo!!me emocione muchoo!! tenes una hermosa hija!! y sos un amor de persona! muchosss besosss y felicitacionesss

lorena somma dijo...

holaa isabelll!! somos amigas en el face y recien hoy encuentro esto tan maravilloso!! te super felicitoo!!me emocione muchoo!! tenes una hermosa hija!! y sos un amor de persona! muchosss besosss y felicitacionesss

isabellpazos dijo...

Hola Lorena!
Es un placer también para mí, tenerte de visita en al Blog. Espero ya te hayas apuntado como Seguidora, para que no te pierdas ninguna entrada!!
Por aquí nos seguimos viendo y Muchas Gracias por tu bello comentario.
Besos :)