lunes, 15 de agosto de 2011

John Langdon Down, se arrepentiría??

“El explorador” (cuento):
“El explorador había regresado junto a los suyos, que estaban ansiosos por saberlo todo acerca del Amazonas. Pero ¿cómo podía él expresar con palabras la sensación que había inundado su corazón cuando contempló aquellas flores de sobrecogedora belleza y escuchó los sonidos nocturnos de la selva? ¿Cómo explicar lo que sintió en su corazón cuando se dio cuenta del peligro que encerraban las inciertas aguas del río?


Y les dijo: “Id y descubridlo ustedes mismos. Nada puede sustituir al riesgo y a la experiencia personales”. Pero para orientarles, les hizo un mapa del Amazonas.
Ellos tomaron el mapa y lo colocaron en el Ayuntamiento. E hicieron copias de él para cada uno. Y todo el que tenía una copia se consideraba un experto en el Amazonas, pues ¿no conocía acaso cada vuelta y cada recodo del río, y cuán ancho y profundo era?
El explorador se lamentó toda su vida de haber hecho aquel mapa”.

Este cuento yo lo aplico a lo que nos pasa con nuestros hijos de la diversidad: ¿cómo podríamos expresar con palabras la sensación que inunda nuestro corazón cuando contemplamos la sobrecogedora belleza de nuestros hijos, por dentro y por fuera? ¿Cómo explicamos ese gozo nunca antes sentido de cuando extasiados contemplamos esa sonrisa como ninguna, cuando escuchamos su primera palabra o presenciamos sus primeros pasos? ¡¿CÓMO?! Si solo nosotros sabemos el esfuerzo que lleva implícito. Solo nosotros conocemos cada lágrima, cada gota de sudor, cada minuto de expectación que ha costado el más mínimo de los logros! Solo nosotros tenemos la dicha de asistir todos los días al encuentro con un Ser puro, honesto, empático, alegre, lleno de paz y amor. ¿Cómo?
Yo les diría a los familiares, a los amigos, a l@s maestr@s de mi hij@, a la sociedad: Vayan y conózcanl@ ustedes mism@s; que como dijo el explorador: NADA puede sustituir el riesgo y la experiencia propias!!
Porque hay quien por haber leído un libro, platicado con un amigo o visto por ahí alguien parecido; ya se considera “experto” en las personas con Síndrome de Down y tiene su mapa de que son tiernos, torpes, testarudos, gordos, tontos; violentos o infantiles, lentos, bailadores, cariñosos . . . según sea el mapa que traigan (su paradigma).
Y John Langdon Down no creo que se lamentaría de habernos hecho el mapa de las personas con Síndrome de Down, pero sí quizá, del uso que le hemos dado para etiquetarlas.
Y yo sí me lamento de que las personas utilicen a diestra y siniestra lo poquitito que tienen en su mapa (su pobre paradigma) para hablar, clasificar o tratar a nuestr@s hij@s, sin antes darse la oportunidad de CONOCERLOS. Es absurdo que en las escuelas rechacen a un niño con SD, sin antes haberle y haberse dado la oportunidad de conocerlo. Que en el restaurant el mesero te pregunte a Ti, qué va querer tu hijo; sin antes preguntarle a él. Que en el parque los papás se anticipen, sin antes observar cómo pueden interactuar. ¡Es absurdo! que a veces en la misma familia te pregunten, qué le pueden regalar?! Por favoooooooorr!!! Dense la oportunidad de conocerl@, ¡obsérvenlo! Convivan con él, y verán que es más una PERSONA que un síndrome.
Y nosotros Papás, no contribuyamos dando explicaciones para todo, justificando a nuestr@ hij@ constantemente (si el que tiene un hij@ desobediente y malcriad@, no lo hace, y debería!), y aleccionando a la gente sobre cómo es o cómo tratarlo. Dejemos de vez en cuando que ellos aprendan, y que nuestros propios hijos sean el mejor maestro para ello.
O tú, qué piensas?

“El fracaso es un incidente, jamás una persona”
El Síndrome de Down es un incidente . . .

13 comentarios:

NOELIA MENENDEZ dijo...

Isabell,punto por punto lo que yo pienso. Ojalá consigamos entre todos que cada uno vaya al Amazonas y escriba su propio mapa y saque sus propias fotografías del lugar y experimente sus propias sensaciones. Ojalá.

isabellpazos dijo...

Claro que sí Noelia!
Nuestros hijos van a desmostrarles las maravillas que se han perdido con esos mapas viejos que tienen muchos aún.
Un abrazo!

Angelica Hdez dijo...

Asi es justamente lo que paso con la maestra de la alberca que te platique verdad?? "es que son desobedientes, es que se salen de la alberca, es que..." y asi mismo le dije, porque no te das la oportunidad de conocerlo y si es como tu dices se va a la clase particular pero si no, se queda en la de grupo y ahí esta progresando en la natacion dia con dia. Y que decir desu maestra "es que veo que tiene muchas expectativas en su hijo". Claro¡¡¡ soy su madre y se de lo que es capaz, ahora conocelo tu¡ pero asi nos encontraremos con muchas personas, a veces es dificil no engancharse lo confieso honestamente pero nuestros hijos se encargaran de ir rompiendo esos paradigmas solitos.

ana pastor dijo...

Magnifico Isabel. Nosotros no mandamos a Ander a conocer el Amazonas, preferimos motivarle para que le guste descubrir el Amazonas y a él le encanta aprender y descubrir cosas, pero en la ruta se va encontrando miles de personas dispuestas a evitar que vaya por si se hace daño, porque no será capaz, porque se va perder,porque no puede vivir solo....Y eso es lo que hay que cambiar y sinceramente cada día conozco más niños con SD que sé que lo van a conseguir, como Isabel.
Magnifico post. Un besazo muy grande.

inigoalli dijo...

“El fracaso es un incidente, jamás una persona”
El Síndrome de Down es un incidente . . .

No se puede terminar mejor este post. Enhorabuena Isabell!!!

Íñigo Alli

mama de 7 dijo...

Estupendo post.
Ninguna de mis jhijas tiene que demostrar nada a nadie sobre sus capacidades, se lo tiene que demostrar a si misma.
Eso mismo es Teresa, no tiene que demostrar nada a nadie, ella solita va consiguiendo metas que al principio mucha gente pensaria que no conseguiria.
La ultima frase genial.

isabellpazos dijo...

Así es mi querida amiga Angélica; a veces no sabe uno, quién es el "discapacitado". Pero poco a poco, con mamás como Tú, vamos haciendo camino.
Besos a mis sobrinos

isabellpazos dijo...

Es el único camino querida Ana; ir haciendo camino. Que hay obstáculos y torpes en él (perdón, "expertos"); los rodeamos y seguimos; no hay de otra!
Gracias y besos

isabellpazos dijo...

Íñigo; qué bueno que te gustó! Y ya tienes una frase pues, para de ahí hacer un post; cómo ves?
Un abrazo!

isabellpazos dijo...

Mercedes: Si alguien es ejemplo de que las personas con SD hablan por sí solas y NO necesitan interprete ni compasión, es Teresa! Que con esa madre y esas hermanas; se abrirá camino por sí sola, y cuidado del que se ponga en él.
besos a toda la familia

Anónimo dijo...

Sobre todo que no se dan la oportunidad de tratarlos, de lo contrario nunca van a llegar a nuestros niños.

moni cast dijo...

Hola me llamo Mónica! me gusto mucho como te expresas de nuestros hijos, de como pides a la sociedad que dejen de etiquetarlos a lo mejor no le entendi muy bien a la lectura pero cada uno de nuestros hijos debe crear su propio mapa, y ese es el miedo que yo tengo con Carlos dejarlo ser tengo miedo a la sociedad que es muy mala no se quisiera que alguien me escuchara y me hiciera entender que Carlos tiene que lograr cosas por si solo y escribir su propio mapa.

Maria Rosa González dijo...

Me encantó la reflexión. Tomemos riesgos, permitamos que nuestros hijos vivan, en últimas vivimos para ser felices. Cada día me sorprendo con lo inteligente y maravilloso que es mi Juan Ángel, y estoy de acuerdo contigo. QUIERO QUE CONOZCAN A MI HIJO, Y LO DESCUBRAMOS Y NOS REDESCUBRAMOS. Un abrazo a Isabell.

María Rosa.