jueves, 20 de octubre de 2011

Los Maravillosos Cuentos



En las vacaciones de Verano, antes de que mis hijos entraran a clases, hicimos una limpieza general de cajones, libreros, juguetes, ropa, y demás chunches; que me da por hacer siempre en Diciembre cuando salen de vacaciones, antes de iniciar el Año Nuevo y en Verano, antes de iniciar el año escolar. Y haciendo limpieza y decidiendo que se quedaba y que ya no; me encontré con que había muchos libros de Sara que realmente ya no estamos usando (todos los que están en la foto) y que pueden servir a otros niños, porque ella ya tiene otros, más acordes a su edad. Así que depuramos un poquito (porque tiene ya más de 100 libros) y aprovechamos para recordar cómo le gustaban ésos libros a Sara y cuántas y cuántas veces los leímos y releímos.
Y hoy quiero platicarles precisamente de los Cuentos. Para empezar, me gustaría decirles que yo no concibo la vida de ninguno de mis hijos, sin un libro. Yo aún recuerdo y conservo el primer libro que me regaló mi papá (“Platero y Yo”) y varios que me dio después, como El Principito (la primera vez q lo leí no lo entendí muy bien, y ahora lo he leído 20 veces y siempre le encuentro algo nuevo y maravilloso), Corazón Diario de un Niño, mi preferido! (un libro que adoro porque el libro que tengo, era de mi papá cuando estaba chiquito!!!) y siempre me he imaginado que así de bueno como el personaje principal, era mi padre de niño; Genoveva de Brabante (también tengo el que era de mi papá y su hermana), Las aventuras de Tom Sawyer (quién no creció con esa historia maravillosa?), La cabaña del Tío Tom (te dejaba con el alma en un hilo y aprendías de lo más duro y también de lo más valeroso que puede ser la naturaleza humana), El libro de la Tierras Vírgenes ( que incluye el maravilloso libro de la selva), Las aventuras de San Juan Bosco, etc. Y todos y cada uno de ellos, se los volví a leer a mis hijos cada noche, hasta que ellos encontraron su propio gusto por la lectura.
A Sara aún no le leo ninguno de ellos, pero tiene muchos cuentos que le encantan y que desde hace mucho lee ella sola (aunque yo siempre le sigo leyendo un ratito cada noche).
Pero hoy quiero platicarles que con Sara, y con mis otros hijos, aprendí algo maravilloso, que no me costó mucho entender, porque tiene toda la lógica del mundo y porque personalmente como psicóloga, como docente y como mamá, he visto que funciona. Y esto es: NO leer cuentos de “fantasía” a los niños, hasta después de los 6 años (más o menos, según vean la madurez de su hij@). Ésto, como ya lo podrán imaginar, porque un niño hasta antes de los 6 años, aún no cuenta con las herramientas necesarias para discernir, para distinguir! entre lo que es real y lo que no. Entonces le vamos a estar metiendo elementos que él aún no puede manejar en su cabecita, y qué necesidad hay de esto, si hay muchos cuentos maravillosos de cosas de la vida real; y los clásicos de hadas, duendes, seres fantásticos o animales que hablan, pueden esperar! Esperar a que nuestr@ hij@ tenga bien afianzado lo que es real y lo que es ficción, lo que sucede en la vida cotidiana y lo que solo sucede en los cuentos. Si no, cómo le queremos explicar después que las personas no vuelan, que los monstruos no existen, que las ardillas no hablan; si se los leemos y leemos con un entusiasmo tan real, constantemente.
Luego cuando tienen terrores nocturnos (m m m m), les queremos explicar de mil maneras que eso no existe! Que no es real! Y no hayamos qué decirles para que capten la diferencia entre lo existe y lo que NO!! Y cómo lograrlo? si tenemos años leyéndoles sobre seres imaginarios, advirtiéndoles sobre los niños que les crece la nariz si dicen mentiras, asustándoles con el coco que se los va a llevar si no se duermen, la bruja que va a venir si no se comen la sopa, y mil distorsiones más; que el niño nos cree! Nos cree porque somos “adultos” y los adultos (para él) saben todo, porque somos sus papás y no “mentimos”, nos cree porque todo es nuevo para él y nosotros le estamos ayudando a construir su realidad. Entonces . . . Qué necesidad de comenzar por lo que NO es REAL??? Si hay mucha literatura maravillosa, sobre cosas y acontecimientos de la vida R E A L?
Yo sé que se mueren de ganas por leerle a sus hijos, los clásicos con los que ustedes crecieron (La Cenicienta, Blanca Nieves, Pinocho, Hansel y Gretel, La Bella Durmiente, Los Tres Cerditos, Caperucita Roja, El Gato con Botas, El Patito Feo; en fin, los cuentos de Andersen, de Perrinault o de los hermanos Grim, etc, etc. Que son MARAVILLOSOS y nadie dice que no; pero por cada uno de ellos, hay veinte más, que puedes leerle a tu hij@, antes de llegar a la fantasía tan maravillosa; pero que como todo, tiene su edad. Y te aseguro que cuando sea el momento, hasta lo van a disfrutar más!
Los cuentos clásicos los encuentras en cualquier librería y hasta en el Supermercado, sino es que hasta tienes aún los tuyos o de los hermanos o los primos de tu hij@; o los que le han regalado en los cumpleaños (guárdalos, como los juguetes que no crees adecuados aún para él/ella); y sé que no es tan fácil conseguir cuentos que no traigan fantasía, pero los HAY!! Te lo digo porque la mayoría de los cuentos de Sara son así. Aún con que ya leemos los clásicos, seguimos adquiriendo muchos cuentos hermosos sobre personajes e historias de la vida real. Nada menos, por acá (no sé en tu región), se han puesto de moda unos libros para las niñas de la edad de Sara que se llaman: “Judy Moody” (Judy Moody se vuelve famosa, Judy Moody cambia look, Judy Moody salva el planeta, etc.) de una autora Norteamericana llamada Megan Mc Donald; y otros que se llaman “Junie B.” (Junie B. en primer grado, Junie B. hace trampa, etc.) de la Autora Barbara Park, también Estadunidense. Y son libros que narran de manera muy amena y simpática, el día a día de unas niñas que asisten al colegio y relatan sus aventuras, las de sus compañeros y de sus peculiares familias; pero aparte de contar sus anécdotas y las cosas graciosas que les suceden (con las que tod@s l@s niñ@s se identifican); siempre tiene un mensaje positivo el desenlace de sus relatos; cosa por la cual, yo estoy encantada con esta serie de libros!
Y cuando Sara estaba más pequeña, tenía muchos libros de historias reales como: en la granja del abuelo, de visita en el zoológico, ya no le temo a la obscuridad, lo que hace un niño cuando no va a la escuela, del papalote que construyeron, de cuando se le cayó un diente al personaje, de lo que no le gusta comer a otro, de cuando aprendió a andar en bici, lo que los maestros no saben hacer, lo que las mamás no pueden hacer (simpatiquísimos), y muchos, muchos otros títulos de libros entretenidos, interesantes, divertidos, creativos y del mundo real! Ya bastante ficción tienen, con la vida que les está tocando vivir, no te parece??
Lo importante es que siempre tengas un libro a la mano de tu hij@, y cuando digo “a la mano”, lo digo LITERALMENTE; es decir, de dónde él lo pueda tomar cuando quiera! (un canasto o un librero bajito), porque aunque no sepa leer, ve las imágenes y las letras, y si ya se lo has leído; comienza a imaginar las historias, y hasta te puede narrar todo, como si estuviera leyendo! (mi hijo Francisco, se aprendía los cuentos y te los narraba de cabo a rabo, como si supiera leer). Y trata de leerle TODAS lo noches, aunque sea algo cortito. Empieza según la edad de tu hij@, con libros que tengan imágenes muy vistosas y pocas y grandes letras (de hecho, de bebés es casi pura imagen, y dos o tres palabras). Luego, poco a poco que la imagen vaya siendo más pequeña y más grande el párrafo, y así hasta llegar el día en que ya sea puro texto. Pero para esto, tiene que pasar MUCHO tiempo. A Sara, aún le gusta que los libros tengan imágenes (y a quién, no? A mí me gusta!), y aunque ya muchos de sus libros no traen muchas (o ninguna); siempre se detiene un buen rato, cuando encuentra una en medio de la lectura, y me gusta verla cómo la examina y la relaciona con el texto.
Bueno, esto de la lectura es algo fascinante para mí, y si no me detengo ahora, podría seguir hablando varias entradas sobre lo mismo. Solo les quiero recordar que comiencen a leerles a sus hijos, desde los primeros meses de nacidos y hasta que ellos solos disfruten la lectura en silencio. Es un hábito que aparte de desarrollarles mucho el lenguaje, la comprensión, la atención, la imaginación, la ortografía! etc; va a crear un lazo muy bonito entre ustedes y te aseguro vas a volver a disfrutar enormemente todas esas historias junto a tu hij@; y creeme que una vez inculcado este hábito, él nunca estará solo!
Vale la pena, no crees??


*Hay varias editoriales en específico, que son muy buenas, porque están enfocadas en la literatura para Niños; pero para encontrar la que a tí te guste, tienes que hojear y leer los libros, antes de comprárselo a tu hij@ (porque también hay literatura barata, q no vale la pena). A dónde vayas y veas libros, hojealos! Te puede sorprender la cantidad de buenos libros (y en ocasiones de bajo costo) que puedes encontrar. Yo, ande dónde ande, si veo un libro que contiene una buena historia, letra apropiada, imágenes agradables, contenido no muy extenso para Sara; lo compro! Aunque lo piense utilizar más delante, y así es como nos hemos hecho de una pequeña biblioteca infantil. También en las ferias de libros encuentra uno, editoriales y obras maravillosas. Una editorial que es de mis preferidas y tenemos muchos libros de ella, es: SCHOLASTIC. Búscala, te va a encantar los libros que maneja (es literatura de autores muy bien escogidos).



“Nunca será pobre, aquel que tenga unos padres que lo amen, y una casa llena de libros”






13 comentarios:

Amaya y Haizea dijo...

Tienes razón un libro en la vida de uno es lo mas importante.
A Haizea desde bien pequeñita le he contado cuentos, y hoy que ya tiene 22 le gusta escribir y siempre está en el ordenador escribiendo historias, por eso empezamos su blog.
Besitos de Amaya y Haizea

Mitchelthetiger dijo...

me ha gustado mucho la entrada, y por cierto le regalaron a Mitchel un cuento sobre dragones y se lo he leido muy poquito no me sentia a gusto con esas historias tan irreales, voy a ser cuidadosa con la lectura, por cierto todos los días un ratito imprescindibles y lo importante es que a ellos les encanta y a mi me hace estar muy cerca de él. Una de las primeras cosas que hacen en su cole es el carnet del bibliobus (vivimos en un pueblo pequeño y la biblioteca se desplaza una vez a la semana), todas las semanas traen cuento nueva a casa para que lo lean con sus papas, me parecio una idea genial

mili-violeta dijo...

Ha violeta desde muy pequeña, le han gustado mucho los cuentos. Era super pequeñita y chapureaba y seguia con su dedito las líneas, como la que estaba leyendo,jeje...era gracioso verla. En casa hay cuentos a mano por todas partes, incluso en el coche tambien tenemos, por muy corto que sea el trayecto.
Lo que me has dejado és un poco pensando sobre lo de los clasicos de:cenicienta, pinocho, los tres cerditos y demás........Aunque no sean los que leamos siempre, son los que más les gusta y casi se lo sabe de memoria,creo que me sería muy dificil de hacerle desaparecer esos libros.
¿Que hago ahora?
Un abrazo.

Angelica Hdez dijo...

Isabel fijate que Isaac le encantan los cuentos, me pide "ota vez" "ota vez" y aunque son cortitos estoy muy contenta porque que crees? ya comenzo a leer con sonidos. No se si abandonar de plano ya el metodo global porque estoy en la parte de morfosintaxis y comprension de oraciones y eso finalmente le ayudara. Realmente estoy asombrada porque creo que esta lectura le ayudará mucho más a pronunciar completa la oracion, no solo "eche"-leche "ira"-mira como lo ha venido haciendo. Tu qué crees?

isabellpazos dijo...

Amaya:
Que bueno que siempre le hayas leído a Haizea; seguramente por éso ahora le gusta escribir historias. Fué una idea genial, iniciarle un Blog dónde ella pueda publicar lo que guste y además, dónde pueda conocer más personas y comunicarse con ellas.
También en facebook hay much@s chic@s con SD que tienen una página, y sería interesantísimo que pudiera comunicarse con algunos, no crees??
Saludos y un abrazo a las dos!!

isabellpazos dijo...

Mamá de Mitchel:
Me pareció genial lo del bibliobus!! Qué maravilla!
Que bueno que siempre le leas a Mitchel, no dejes de hacerlo; y guardale los libros que no creas convenientes ahorita; el tiempo pasa tan pronto, que verás que en menos de lo que crees, se los estarás leyendo o él solo se los devorará! jajaj
Besos :)

isabellpazos dijo...

Mili:
Ya creo que Violeta leía con su dedito desde muy pequeña, se ve en lo bien que empieza a leer ahora.
No te preocupes por los cuentos fantásticos que ya han leído (tampoco pasa nada malo), ni trates de retirárselos; ella es toda una princesa de cuento jeje. Lo que sí, trata de afianzarle su realidad, con otras cosas y búscale también cuentos reales (como los que sugerí de Judy Moody o Junie B.) y verás que también se va a enganchar y al rato le van a encantar las historias reales también.
Y siguele leyendo todos los días, para que continúe con ese interés que tiene por la lectura.
Besos :)

isabellpazos dijo...

Angélica:
Qué bueno que Isaac continúe con su interés por los cuentos; ahora ya no puedes dejar de leerle ni un solo día (poq así como se gana, se pierde muy fácilmente el interés) y que bueno que iniciaras por cuentos pequeños, para mantener todo el tiempo su interés; poco a poco puedes ir intentando con cuentos un poco más largos, gradualmente.
Y sobre la lectura; siempre te lo he dicho: El método fonético es muy bueno! Solo tienes que confiar en él; que bueno q le esté resultando a Isaac. Y no va peleado con que continúes con el sistema global; pero continúa el tarbajo que hagan en la escuela, para no confundirlo mucho.
Besos a todos!!! :)

Jesús dijo...

Esta es una entrada dedicada a Sara, y a todos los pequeños especiales como ella.

http://instantesquesecruzaneneltiempo.blogspot.com/2011/10/unicos.html

Gracias por ser única!!

isabellpazos dijo...

Hola Jesús!!!
Antes que nada, ya tienes una nueva seguidora en tu blog!
Me encantó (es poco) tu Blog! Tu perfil, tu plantilla, tus entradas, tu redacción . . . son magníficas!!!
Gracias por esa bonita entrada, dedicada a nuestros pequeños. Quise comentártelo, pero no encontré lugar para los comentarios, así que lo hago aquí, esperando lo leas.
Gracias Jesus, eres una bellísima persona!
Será un honor tenerte por aquí cuando gustes.
Un abrazo :)

Jesús dijo...

gracias a ti Isabel!! por estar siempre a su lado y guardar las pequeñas cosas que te enseña día a día!!
ya me he hecho seguidor tuyo!!
lo de los comentarios esta al final de la entrada, lo que pasa que cambia la palabra "comentario" por "instantes". Si ves un enlace que ponga "6 instantes" por ejemplo, pincha y te saldran los comentarios.
besos

Amaya y Haizea dijo...

Hola Isabel, igual me animo a lo del facebook, pero por ahora estoy con lo del blog, seguro que en unos meses le abro en facebook. seguimos en contaco.
besitos

Personas con discapacidad dijo...

Es verdad que los niños necesitan algo de literatura, estimulan su cerebro y aprenden demasiadas cosas,yo soy una de las que digo que los libros nunca deben faltar en las casas. Me alegro mucho por Sara, ya que tiene una mama que se interesa por su literatura.