sábado, 27 de noviembre de 2010

Cumpleaños en el Colegio

Pues Sara ya cumplió 10 años y festejó toooooda la semana. Así que, creo que tendremos que hacer varias entradas para cubrir el evento, porque ha tenido muchos festejos. Primero que nada les contaré que aquí en la casa, me levanté muy temprano y desperté al papá y a los hermanos para ponerle “las mañanitas” (una canción tradicional de por acá, equivalente al happy birthday) y fuimos todos a cantarle a su recámara. Ella se despertó y primero se escondió bajo las cobijas, para inmediatamente sacar la cabeza y mostrar su hermosa sonrisa de emoción. Todos le dimos su abrazo de cumpleaños, y a diferencia de otras mañanas en que tengo que andar tras de ella para que se vista y baje a desayunar; se vistió rapidísimo (con el vestido que el día anterior había escogido) y bajó contentísima a desayunar. Claro que no dejaba de preguntar a qué hora iríamos a su cole?, Que si ya tenía las velitas para el pastel? Que, qué iba a llevar para tomar? ¿????????? Y eso es con lo que voy a iniciar hoy, el festejo en la escuela. Como algunos de ustedes ya sabrán, Sara está en un Colegio Montessori (al igual que estuvieron sus dos hermanos, durante toda su educación preescolar y primaria, de los 3 a los 12 años). Y en Montessori tienen una forma muy peculiar de festejar los cumpleaños, que a mí me encanta y que mis hijos disfrutaron enormemente cada año y no lo olvidan. En esta celebración, las Guías o Maestras (que por lo general son dos por salón); invitan a la familia (papás y hermanos, y en ocasiones abuelos) del niño que cumple años, a tomar el refrigerio con el grupo; llevando un pastel y una bebida para compartir con todos. Los papás llegan a la hora acordada y si hay hermanos del niño en el colegio, les es permitido salir, para ir a tomar el refrigerio en el salón de su hermano festejado. Cuando llegamos al salón, todos los niños en sus lugares ya tienen puestos sus manteles individuales y hay una mesa especial para el festejado y su familia. Todos nos reciben muy cordialmente, y una vez que tomamos asiento; una de las Guías nos da la bienvenida y le pide a Sara que nos presente con sus compañeros (cosa que Sara hizo perfectamente bien). Después, Sara pasa al centro del salón, donde ya está preparado un tapete, una vela y un globo terráqueo. La Guía toma la vela y explica que esa vela, simboliza el Sol y también, una luz que se encendió el día que Sara nació, trayendo felicidad y amor al hogar de su familia. Enciende la vela, la coloca en el centro del tapete y les recuerda que el globo terráqueo simboliza a la Tierra y que ésta, tarda un año en darle la vuelta al Sol; le pregunta a Sara, cuántas vueltas le ha dado la Tierra al Sol desde que ella nació? Y le pide que lo ejemplifique, tomando al mundo en sus manos y dando 10 vueltas con él, alrededor de la vela, mientras todos sus compañeros le ayudan a contar. Una vez que termina, regresa a la mesa, se sienta con su familia y (la parte que le encanta a Sara!), los compañeros que quieran le pueden hacer comentarios acerca de lo que les gusta de ella y si alguien decide, también puede acercarse a darle un abrazo o, le pueden hacer preguntas como: ¿Cuál es tu comida favorita? ¿tu color favorito? ¿tu película favorita? ¿tu mascota? Si pudieras pedir tres deseos ¿qué pedirías? ¿en qué has viajado? ¿a dónde? Y la preferida de todos ¿Cuál es tu PEOR travesura? Entre otras muchas. Y les puedo decir que todas fueron muy bien respondidas por Sara, y otro dato especial, que contestó que su materia favorita son las MATEMÁTICAS (cómo ven?).
Después le colocaron las velas al pastel (que estaba en nuestra mesa) y todos le cantaron las Mañanitas. Apagó las velitas, llevaron el pastel a la cocina del salón para partirlo; mientras Sara escogía a 3 compañerit@s, para ayudarle a repartir el refrigerio en los lugares. Cada ayudante tomó una charola, y nos repartieron a todos, pastel y chocolate caliente. Después se sentaron, una compañera de Sara hizo la bendición de los alimentos (dio las gracias) para que todos pudiéramos empezar a comer. Y al final, cada niñ@ que iba terminando, recogía sus trastes y pasaba a nuestra mesa a despedirse, para salir un momento a jugar. Sara no quería que nos fuéramos, pero la acompañé a donde estaban sus amigas jugando, les tomé algunas fotos y la dejé muy contenta.
Cuando la recogí del cole, venía radiante. La llevamos a comer al restaurant que ella eligió (por supuesto, uno con jueguitos) con todo y el pesar de los hermanos adolescentes, que ya no les gustan esos lugares. Y en la tarde, su hermana Carmina, Sara y yo (el hermano estaba en exámenes semestrales y el papá en el trabajo) pusimos una película de Navidad, hicimos palomitas y comimos del pastel que sobró, hasta que dio la hora de bañarse e ir a la cama.
¡Se acabó el 17 de Noviembre! Pero no el festejo! Porque en otra entrada les platicaré de su fiesta aquí en la casa, del pastel que le hicieron sus compañeros del Tae Kwon Do, de la función de Cine que le organizó su Dentista y del Concierto al que la llevaron mis Vecinas (así es, solo faltó que la festejara el panadero). Bueno, les dejo algunas imágenes, y todo mi cariño, por haber estado también ustedes festejando con nosotras.
*Si no corre el video, piquen donde dice You tube y pongan: Sara: cumpleaños en el Montessori. Y ahí lo pueden ver!

9 comentarios:

Graciela dijo...

Qué bello Isabell! me ha encantado lo del Sol y la Tierra, tiene algo mágico :)

Una amiga de España, me dice que los cumples de mis hijas son como los de los gitanos jajaja porque festejan el día, luego siguen y siguen...falta el verdulero y ya!

No te he dicho lo bella que eres! ahhh una mami muy joven...Sara es alta o me parece? está preciosa! y bueno, los hermanos a 'soportar' lo que desea la hermanita menor jajaja

Bello todo muy bello, besos de domingo :)

Isabel dijo...

Me ha emocionado mucho leer tu relato de cómo celebró Sara su cumpleaños!! Tenéis mucha suerte con esta escuela, aunque cada vez las escuelas se abren más a la inclusión és un tema difícil de tratar todavía.
Un abrazo y muchas felicidades de nuevo para las dos!!

Isabel

isabell dijo...

A mi también me encantó lo del cumple de tus hijas; eres de las mías (festejamos toda la semana).
A mi también me encanta todo el simbolísmo del festejo en Montessori, y si vieras a los niños? lo viven realmente todo y nunca se les olvida!
Besos Graciela

isabell dijo...

Hola Isabel!
Así es, es difícil encontrar escuelas realmente comprometidas, y más que escuelas, MAESTRAS, pero nuestros hijos siguen abriendo espacios para los que vienen detrás.
Un abrazo!

ana pastor dijo...

Que bueno el video y por supuesto la fiesta. Es una idea genial para explicarles la rotación, creo que la voy a institucionalizar y a partir de hoy mis cumpleaños se van a celebrar asi, bueno los de los niños que los adultos nos podemos marear dando vueltas.
Me alegro mucho Isabel por todos, el veros felices

isabell dijo...

Gracias Ana!
Si, creo que nosotras ya no podemos intentar lo de la rotación. Pero para los chicos es genial!

ana pastor dijo...

como hace tiempo que no escribes y te echamos mucho de menos, hoy quiero aprovechar la ocasión para felicitarte las fiestas y que lo pases muy bien en compañia de toda tu familia y por supuesto que el año que viene sea maravilloso y se cumplan tus sueños

Programa de Desarrollo Psicosocial dijo...

Isabell, tenía mal la URL de tu blog..paso a desearte lo mejor para el año para vos y Sara, mucho amor, paz y esperanza! Abrazos, Carmen

isabell dijo...

Ana y Carmen:
Muchas gracias! Los mejores deseos para ustedes también y que este año, esté lleno de cosas buenas, salud, amor y armonia en sus familias.
Un abrazote y un beso!

P.D. No había escrito porque me fuí a mi tierra (Chihuahua) a pasar las fiestas, y me desconecto totalmente cuando estoy con la familia.